post-title El vino y la literatura se entienden

El vino y la literatura se entienden

El vino y la literatura se entienden
Cultura y vino ,

Como sabéis, en este blog hacemos todo lo posible para acercaros al mundo del vino desde distintos puntos de vista. Hemos repasado algunas películas que tienen el vino de fondo, algunas canciones. Hoy le toca el turno a la literatura.

Son muchos los autores que han recurrido al mundo del vino para elaborar sus obras, bien sea como parte esencial de la trama, como excusa o como adorno. ¿Por qué los escritores recurren el mundo del vino? Porque el vino forma parte de la cultura, es indiscutible.

Mirad unos ejemplos:

Una de las menciones al vino que más gracia nos han hecho, la pone Shakespeare en boca de Falstaff, personaje de la obra Enrique IV, publicada en 1600. Habla del “sack”, un vino blanco de la época:

“Un buen sack contiene en sí un doble efecto. Primero sube al cerebro; allí se encarga de secar todo lo estúpido, aburrido y grumoso que hay en el entorno. Lo vuelve aprehensivo, ágil, sagaz, lleno de exaltada astucia y exquisitas formas. Luego, esto, trasladado a la voz, a la lengua, que es el nacimiento, se convierte en un excelente humor”.

 Cómo no, en el año de Cervantes, no podíamos prescindir de mencionar a nuestra obra maestra. En el Quijote el vino está muy presente, no hay más que recordar la famosa batalla de los cueros de vino. También está muy presente en la figura de Sancho, el fiel escudero. En uno de los episodios, con picaresca, dice:

“Llenáronse de regocijo los pechos porque llenáronse las tazas de generosos vinos que, cuando se trasiegan por el mar, de un cabo a otro, no hay néctar que los iguale”.

portadavinos

 Otro estupendo ejemplo es la Oda al vino de Pablo Neruda, un poema que refleja el

Amo sobre una mesa,

cuando se habla,

la luz de una botellade inteligente vino.

Que lo beban,

que recuerden

en cadagota de oro

o copa de topacio

o cuchara de púrpura

que trabajó el otoño

hasta llenar de vino las vasijas,

y aprenda el hombre oscuro

en el ceremonial de su negocio,

a recordar la tierra y sus deberes,

a propagar el cántico del fruto.

Lo dicho, el vino es una perfecta fuente de inspiración para los mejores literatos de la historia, forma parte de la cultura universal.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*