post-title Huele a vendimia

Huele a vendimia

Huele a vendimia
Cultura y vino ,

Sí, así es, huele a vendimia. Para muchos puede sonar con que aún es pronto, pero no. El clima que hemos vivido este año, ha acelerado procesos a los que no estamos acostumbrados. Hemos visto caer ya incluso erizos de los castaños a lo largo de todo el mes de agosto.

La vendimia

La vendimia conserva algo fantástico, y es que hay todavía cuestiones que no se pueden mecanizar y esto le da todavía un valor mayor. A lo largo de un año, el trabajo manual que hay detrás es importantísimo. Empezando por la propia poda y acabando por la recogida. La influencia de posibles enfermedades y sobre todo del clima, son variantes que no dejan un solo momento de tregua. Este clima loco que vivimos, afecta en especial a todo tipo de cultivo, y hace que sea cada vez más difícil determinar cuándo hacer una vendimia, sin estar al 100% pendiente cada día de cómo van evolucionando las uvas. La maduración, el grado, el nivel de azúcar y otros muchos elementos pueden ser influidos por el clima y por malas decisiones en el momento de recogerlas.

vendimia

La vendimia tiene para mí además, siempre un toque romántico. Me lleva a recordar aquellos tiempos en los que todos los vecinos de la aldea se juntaban para recoger la uva de otros vecinos y viceversa. En esas jornadas largas en las que siempre había un momento para hacer una pausa en la faena y tomarse un poco de vino y algo de comer. Esos días en los que al terminar la vendimia se hacía fiesta entre todos para celebrarlo.

Imagino sentarse con una copa de Gran Alanís, observando el final de cada día de espera para la vendimia, observando en la distancia las viñas, y decidiendo cuando habrá que empezar a recoger. Son esos días en los que me gustaría ser viticultor por un momento, sentir ese amor que tienen por lo que hacen y recoger el fruto de su trabajo. Sería bueno que todos hiciéramos un ejercicio de memoria cada vez que tomamos una copa de vino, para no olvidar el gran trabajo que hay detrás…

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*