post-title Cómo disfrutar de una cata de vinos: consejos básicos

Cómo disfrutar de una cata de vinos: consejos básicos

Cómo disfrutar de una cata de vinos: consejos básicos
Consejos, Cultura y vino, Gastronomía, Variadito , , ,
Es cierto que el mundo del vino tiene muchos secretos y matices que lleva tiempo descubrir. Pero la cata de vinos no es algo dedicado en exclusiva a los especialistas. Cualquiera puede disfrutar de los secretos que los vinos quieren contarnos.

Y queremos ayudarte a que aprendas cómo hacerlo.

Para empezar hay algunos datos que debes conocer antes de enfrentarte a una cata de vinos:
  • Evita ir perfumado y llevar cualquier cosa que pueda influir a la hora de apreciar el aroma de vino
  • No vayas a la cata con el estómago totalmente vacío
  • Recuerda que debes utilizar una copa distinta para cada vino que vayas a probar. Y, entre copa y copa, bebe agua y come algo de pan para quitarte el sabor del anterior y disfrutar por completo de cada uno de los vinos.
  • Es imposible que recuerdes todos los datos sobre el vino, así que vete apuntando tus opiniones y consideraciones sobre los diferentes vinos que pruebes. Así, al final, podrás comparar

 

Por otro lado, hay tres fases a tener en cuenta cuándo llega el momento de catar el vino:

1) Fase visual

Evidentemente, el primer contacto que tenemos con lo que nos rodea es a través de nuestros ojos. Todo entra por la vista. Así que este será el primer acercamiento que tengamos a la hora de catar el vino.

En esta primera fase de la cata de vinos evaluaremos aspectos relativamente sencillos como el color, la nitidez o el brillo. Y, también, otros más complejos como las lágrimas o la efervescencia del vino, las famosas burbujas.

 

  • El color: Gracias al color podremos llegar a ser capaces de detectar diferentes cualidades del vino como la edad, el cuerpo y el estado del vino. Aunque, para empezar, será suficiente con que puedas identificar con exactitud la gama y la tonalidad exacta del vino. Debemos prestar especial atención a la intensidad y al matiz que presente.
  • La nitidez: El vino que nos presenten debe estar limpio. Así que tratando de analizar la nitidez podremos detectar cualquier particularidad que el vino pueda tener.
  • Las lágrimas: Las lágrimas de vino son esas pequeñas gotas que quedan en la superficie de la copa. Y gracias a esas gotitas podremos conocer la graduación del vino que estamos catando, es decir, su nivel de alcohol. Conocer este dato es tan fácil como mover la boca ligeramente y observar como caen las lágrimas. Si caen lentamente, quiere decir que la densidad es alta por lo tanto su graduación también lo es.

 

2) Fase olfativa

Cata de vinos: fase olfativa

Y la segunda fase, la que suele ser muy de película, es la fase olfativa. Seguro que todos os habéis aventurado alguna vez a oler el vino cuándo os lo han servido. Pero, ¿sabéis cómo debe hacerse en una cata de vinos?

El primer error más común es agitar la copa en cuánto nos la sirven. Para nada.

En cuanto terminamos de visualizar bien el color de nuestro vino, debemos acercarlo suavemente a nuestra nariz para tratar de detectar así los aromas primarios. Los aromas primarios, o varietales, son todos aquellos que tienen que ver con la naturaleza del vino. Aromas procedentes de la uva, la naturaleza, la tierra y las frutas.

En segundo lugar, para oler el vino debemos mover sutilmente nuestra copa para que el vino entre en contacto con el oxígeno. De esta forma podremos captar los aromas secundarios del vino. Estos aromas son aquellos relacionados con el proceso de fermentación.

Y, por último, agitando la copa con mucho más énfasis trataremos detectar el bouquet del vino. Esta es la fragancia de los vinos de mayor edad, ya que guarda relación con el tiempo que pasan en la barrica. Estos aromas terciarios suelen ser a la madera, a flores, a frutas frescas y también a frutos secos, vegetales…

Cata de vinos: rueda de los aromas

Rueda de los romas del vino

 

 

3) Fase gustativa

Cata de vinos: fase gustativa

Y por fin llega el momento cumbre de la cata de vinos: saborear el vino en nuestra boca.

Debemos dar un sorbo pequeño, y dejar que el vino inunde totalmente nuestra boca antes de tragar. Así conseguiremos detectar los diferentes sabores gracias a nuestra lengua. Los principales sabores que vas a detectar y que debemos intentar encontrar son el sabor amargo, el ácido y el dulce. Todo buen vino aspira a encontrar la combinación perfecta entre estos tres sabores.

Después de tragar, conviene respirar suavemente, y aquí detectaremos otro dato sobre el sabor del vino. Debemos prestar atención al tiempo en que su sabor perdure. En los vinos básicos, el sabor suele durar a penas unos segundos, por lo que diremos que su final es corto. En vinos añejos o vinos de mayor calidad, el sabor puede perdurar incluso un minuto, por lo que lo consideraríamos un vino de final largo.

Otros factores

Hay otros datos que nos pueden ayudar a saber más y a hacer una interpretación mejor del vino que estamos catando. Y son datos propios de cada vino que podemos preguntar simplemente a la persona que esté el cargo de la cata. De todos estos datos, los más interesantes que nos darán información relevante sobre el vino son:

  • Origen del vino
  • Variedad de la uva
  • Localización física y geográfica de la bodega

 

¿Habéis tomado nota? Si seguís estos pasos que os hemos dado podéis presentaros en una cata de vinos sabiendo que, al menos, podéis disfrutar un poco de las diferentes cualidades que nos ofrece el vino, prestando atención a las diferentes fases.
¿Os gustaría que os contásemos más cosas sobre las catas de vinos? Dejadnos un comentario con todos aquellos temas relacionados con la cata que os interesen, y así podremos escribir diferentes artículos sobre ello.
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *